Presentación de los libros de Natacha G.Mendoza: “Los bares del diablo”, “Historias mínimas” y “Saudade”, en La Librería Alberti de Madrid

l

Comentaris

Data de publicació

15 març 2024

Categoria

Por Vanessa Simonka.

Hay amistades que nacen en la distancia de una isla y en la cercanía de las redes sociales.

Sin buscarlo, descubres historias, relatos que te tocan.

Más tarde, y en ellos, a una mujer cercana y sencilla. A una mujer entusiasta y sensible que se busca a través de otras vidas, en atmósferas llenas de misterio y melancolía. En la niebla que hace de hilo conductor en “Los bares del Diablo”, su primer libro de relatos.

Natacha G. Mendoza nació en Las Palmas de Gran Canaria, pero reside en Lanzarote.

En los inicios de su escritura deseaba llegar rápido al final. Abandonar ese trance lo antes posible.

Con el tiempo, nuevos libros y relatos, ha ido dejando atrás esa urgencia para disfrutar y participar de sus cuentos.

El viernes 1 de marzo, en la Librería Alberti de Madrid, presentamos su obra:

“Los bares del diablo” (Ediciones escondidas, 2019, 2013), “Historias mínimas” (Versátiles editorial, 2021, 2013), y “Saudade”(Hércules de Ediciones, 2022).

Hablamos de sus abuelos maternos Yaya y Pepe, de sus recuerdos hermosos y de la salvación. A ellos les dedica “Los bares del diablo”, con un texto emotivo y revelador:  “Mi abuelo decía que la literatura se encuentra en el espacio entre uno y el papel…”.

Hablamos de su evolución en la escritura. Ese “click” que empezó a cambiarlo todo.

En “Historias mínimas” escribe 148 relatos independientes, muy diferentes entre ellos.

Sus paisajes, personajes, estados de ánimo. El pellizco en el estómago, el descubrimiento constante, la ternura, las pasiones.

“Aromas de café y mandarina, una librería de libros usados, madrugadas llenas de ruido. El deseo de regresar a Venecia y soñarte una vez más”.

Todo cabe en sus universos y en su voz. Una única voz .

Es lo que une a los tres libros de la autora. 

Natacha se define sobre todo como artista, más que autora o escritora, por el proceso creativo. Nos desvela: ”No es planificado, viene como una inspiración”.

Su amor por la literatura y los cuentos, llega a través de escritores como Cortázar, Borges y Sábato.

“Leí Casa tomada y descubrí una gran conexión con Cortázar, muy íntima. Estaba sentada y me puse de pie a caminar”.

Escritora y lectora de relatos nos confesó que para ella “La literatura es un idioma invisible”.

Aunque a veces, los relatos se convierten en imágenes llenas de gran belleza. Como en el caso de “Saudade”. Un proyecto en que pintura y palabra se unen para mostrar nostalgias, soledades e historias que habitan en el tiempo.

La pintura de Antonio Seijas, de Ares (A Coruña). Historiador del arte, ilustrador, pintor y autor de cómic.

La palabra de Natacha G.Mendoza. Con relatos que encontramos en su libro “Historias mínimas”. También hay relatos inéditos y aforismos llenos de profundidad, magia, verdad:

“Recuerdo mi infancia, como una vieja carpa de circo sacudida por el viento”.

“Tengo una mecedora que heredé de la abuela Antonia. Y bailo en este trozo de madera hasta cruzarme con su ternura”.

En la presentación hubo momentos de gran emoción.

La compañía de Mamen Peinador, editora de Ediciones escondidas y entusiasta de la obra de Natacha.

La cercanía de Antonio Seijas, también incondicional de Natacha, que compartió con nosotros su timidez y el proyecto que han llevado juntos.

La energía preciosa que se respiraba en la Librería Alberti, entre el público silencioso y respetuoso, y el abrazo cálido de los libros.

También de su librera, Lola Larumbe.

Fue una tarde llena de vida, amistad y literatura.

Para el recuerdo.

Agradecimientos a la agente literaria Inés López Volpe y a su agencia “De cuatro hojas”.

Ets creador, artista, amant de les arts?

 

Vols que ens fem ressó d’algun contingut interessant?

Articles recents

0 Comments

Skip to content